El conejo de Pascua pasó por el IP Británico previo a las festividades de Semana Santa. A seis años de iniciada esta actividad, que ya se ha convertido en toda una tradición, las autoridades visitaron los cursos de ambas jornadas y de todos los niveles para desearles a los estudiantes un buen y merecido descanso.

Además, se efectuó la entrega de un huevito y zanahoria de chocolate, en un gesto simbólico. Los alumnos, incluyendo los que viajaban a regiones para estar acompañados en familia, agradecieron el detalle. “No lo esperamos, por ende se vuelve una linda sorpresa”, señalaron al respecto.

La simpatía en el ambiente fue palpable, en especial para los que recibieron esta alegre visita durante sus respectivas clases. Por esta razón, nuestra casa de estudios busca generar un lazo cercano con sus estudiantes a través de dichas iniciativas, entendiendo que una educación integral va más allá de las enseñanzas en el aula.